un cementerio diferente

Una compañera de trabajo viajó a París y tomó esta foto en el cementerio de Montparnasse, conocido por albergar los restos de Cortázar, Sartre y Baudelaire, entre otros. Muchas tumbas están adornadas con aquéllo que la persona amó en vida (como en el caso de Ricardo, en la foto, un amante total de los gatos), lo cual me pareció un homenaje maravilloso. Coincidencia significativa si las hay, casi en el mismo momento de su visita al cementerio de Francia, yo me acercaba a la tumba de papá en el cementerio jardín de Ibarlucea y pensaba en hacerle un homenaje diferente colocando una placa sin foto con un ave en relieve. "Me hubiera gustado ser pájaro", solía decir.