yo, caricaturista

Se me hace que el del caricaturista no es un don común.
Como que están dotados de bastante más que de la habilidad para dibujar.
Buen poder de observación, facilidad para identificar y resaltar rasgos muy precisos.
Hace falta una cuota importante de humor satírico, es como un imitador dentro del humor gráfico.
Este blog tiene unas caricaturas muy logradas y otros muchos dibujos interesantes.
Martín Elfman empezó trabajando como caricaturista callejero en Londres y actualmente es ilustrador en el diario El País.

Entrar a ANECDOTARIO CARICATO